La Costa Blanca de España, una de las más espectaculares en el mundo y que invita a disfrutar de su belleza, clima, gastronomía, cultura e historia.

La Costa Blanca, se haya ubicada en el Levante de la Península Ibérica, entre las poblaciones de Denia al norte y El Pilar de la Horadada al sur, siendo la costa que por sus magníficas características tanto geográficas, climáticas como sociales, se ha convertido en la más atractiva del país y del arco mediterráneo.

Como  es lógico y natural ante las magníficas características apuntadas en otros apartados anteriores, la Costa Blanca se ha desarrollado en los últimos treinta años de una forma espectacular, poblándose su litoral de villas residenciales, de cientos de hoteles, miles de restaurantes, cientos de salas de fiestas, miles de tiendas y toda clase de comercios ligados al turismo y a la mejora de las infraestructuras de la zona.

Así mismo dispone de dos aeropuertos internacionales, ubicados en Alicante y Valencia y al sur el aeropuerto de Murcia en San Javier, también ofrece una alternativa de vuelos internacionales debido a su cercanía, autopistas, carreteras, hospitales, clínicas, iglesias, escuelas, universidades y puertos deportivos.

Así mismo existe un gran florecimiento de industrias de todos los sectores,  y un gran incremento de las explotaciones agrícolas y marineras, destacando la gran cantidad de piscifactorías enclavadas frente a las costas alicantinas, basadas en la estabulación de especies como la Dorada y la Lubina, ambasdestacadas por la exquisitez de sus carnes y delicioso sabor.

La Costa Blanca está arropada por poblaciones que cualquier turista que se precie no puede dejar de visitar y que son paso obligado de infinitos destinos turísticos de cualquier nacionalidad.

Destacando las poblaciones de Alicante, Campello, Villajoyosa, Benidorm, Altea, Calpe, Benissa, Moraira, Benitachell, Jávea y Denia. Localidades donde residen y disfrutan de sus vacaciones millones de personas.

Por su clima templado durante todo el año, con inviernos suaves, esta clasificado el tiempo en la Costa Blanca dentro de clima Mediterráneo u magnífico clima de temperaturas moderadas e influenciadas por lá acción del Mar Mediterráneo, convierten a la Costa Blanca en un lugar con el clima ideal para vivir durante cualquier estación del año.

Su paisaje está compuesto por montes, valles, acantilados, cornisas, playas idílicas y sus calas íntimas y acogedoras. Estos caprichos de la naturaleza  tan bellos y armoniosos, nos hacen gozar ante tanta belleza, consiguiendo con ello elevar nuestro espíritu y ver la vida de otra manera. La moderación del clima da lugar á toda clase de cultivos hortofrutícolas, entre los que destacan los huertos dedicados a la plantación de cítricos, cereales, almendros y olivos, estos últimos en su gran mayoría centenarios, diseminados por toda la geografía de la Costa Blanca y que últimamente tan codiciados están siendo para la elaboración de jardines. La Costa Blanca Clima: Su clima moderado es ideal para vivir la Costa Blanca en cualquier estación del año y contribuye a su particular desarrollo económico.

La Costa Blanca cuenta con una variada y rica gastronomía, donde la dieta mediterránea encuentra su máxima expresión

Además de la gran variedad de productos procedentes de la agricultura como son las uvas, tanto de mesa como para la elaboración de vinos blancos y tintos, los nísperos de excelente calidad, las uvas pasas, las naranjas y limones de inmejorable sabor, la elaboración de mistelas, y las almendras que son la base de los deliciosos turrones alicantinos y dulces característicos de cada comarca; la gran cantidad de enclaves marineros de nuestra costa nos ofrecen un gran número de lonjas en las que podemos adquirir los mejores y más variados pescados y mariscos de una frescura inmejorable.

La gastronomía mediterránea es un crisol de sabores procedentes de nuestros productos marineros y de tierra adentro. Desde hace tiempo se ha reconocido, tanto en los círculos culinarios más prestigiosos como en el entorno médico de la nutrición, a la dieta mediterránea como la más recomendable debido a la salubridad de sus productos y a sus distintas formas de elaboración.

Destacada por métodos milenarios a la hora de la elaboración de ciertos platos y pescados, como pueden ser los salazones, aceites de oliva y la elaboración de toda clase de vinos.

Dentro de nuestra cocina hay platos de eco internacional como la Paella y toda la variedad de arroces, tanto marineros como de carnes y verduras, la elaboración de mariscos y pescados a la parrilla, los platos de invierno entre los que destacan los caldos con pelota y toda clase de suculentos platos como potajes, ollas y demás delicias confeccionadas con la más deliciosa y cariñosa tradición de los lugareños.

Los postres también son muy destacables y reseñables como los turrones, pastelillos variados a base de almendras y desde hace unas décadas la elaboración de los más refinados y sabrosos chocolates. La Costa Blanca GASTRONOMÍA: Nos regala lo mejor de la tan reconocida DIETA MEDITERRÁNEA, reconocida como una de las más saludables.

La Costa Blanca es riquísima en Folklore, fiestas populares y ancestrales tradiciones.

Lugares

Además de las idílicas costas y playas ensoñadoras de nuestro entorno, son muchos los lugares a visitar para tener un pleno disfrute de la Costa Blanca, tales como los que nos ofrecen poblaciones como Alicante con sus museos (Arqueológico y Municipal), puerto y La Explanada, paseo marítimo de inigualable belleza que alberga un idílico auditorio para deleite de los paseantes. Orihuela con su Catedral  y la iglesia de San Pablo, Elche mundialmente conocida por obras como “La Dama de Elche” expuesta en el Museo del Prado (Madrid) y el palmeral más grande y variado del mundo, llamado “El Huerto del Cura”. La acogedora Benissa nos regala sus costas con un precioso puerto deportivo, su Sierra de Bernia y su exultante Catedral y como todas las poblaciones de la costa blanca su casco antiguo está lleno de joyas arquitectónicas. La geografía nos endulza la vista con el Peñón de Ifach en Calpe, Guadalest con su enclave tan característico, su castillo y la gran concentración de museos excepcionales. Las poblaciones costeras regalan el encanto de las subastas de pescado todas las tardes. La orografía de la Costa Blanca nos permite practicar todo tipo de deportes como: escalada, parapente, mountain bike, submarinismo, náutica, golf, equitación y senderismo.

Fiestas

Existen una gran variedad de fiestas que caracterizan a la Costa Blanca y son las que le dan un sabor diferente, pudiéndose disfrutar de los desfiles de “Moros y Cristianos” y los Desembarcos, en la casi totalidad de sus pueblos, al tiempo que cada uno de ellos tiene su Patrón o Patrona, a los que brindan sus mejores festejos y fuegos artificiales. Y siguiendo fiestas de origen religiosos pero que hoy día pueden disfrutar todos aquellos que lo deseen, están las fiestas de “Hogueras” en la localidad de San Juan,  y al tiempo están “Las Fallas Valencianas” que son de reconocimiento internacional. La Costa Blanca FIESTAS Y LUGARES:Información de interés para cualquier visitante que desee conocer más sobre las costumbres y lugares a visitar en la Costa Blanca.

Resumen de los acontecimientos más importantes a lo largo de la historia de la Costa Blanca

La historia de la Costa Blanca se pierde en la noche de los tiempos prehistóricos como atestiguan los yacimientos  Musterienses en la Cueva del Cochino de Villena y en la Cueva del Santo de la localidad de Alcoy. Otros hallazgos arqueológicos dan testimonio de la presencia del hombre en la Costa Blanca desde el Paleolítico, concretamente en la Cueva de la Cendra, en el Cap d’Or se encuentran los restos de una de las más antiguas civilizaciones de la cuenca del Mediterráneo.  Otros testimonios de estas primitivas civilizaciones se encuentran en el Morro del Castellar y en la Cova de les Rates. Como herencia del periodo Neolítico tenemos abundantes restos en diferentes cuevas, material lítico y cerámicas decoradas, que exhiben los Museos de Prehistoria de Alcoy y Valencia. De la Edad de Bronce, son numerosos los yacimientos en la Serra Grossa de Alicante, en el Cabo de San Martín y en la Isla del Portixol en Jávea. De los Íberos han sido excavados y estudiados poblados enteros, disponiendo de muestras de cerámica pintada y esculturas, el famoso busto de “La Dama de Elche” en el Museo del Prado de Madrid, da la medida de la sensibilidad estética y de destreza técnica a que llegaron los Íberos. También fundaron una población en el Cap d’Or de Moraira. Más tarde los antiguos griegos alcanzaron las costas españolas y eligieron precisamente la zona del Cabo de La Nao para establecer su primera colonia en tierra ibérica, fundando Jávea. En los siglos III y IV de nuestra Era los Cartagineses primero y los Romanos después fundaron ciudades como, Alicante, Denia, Elche y Calpe. Los Árabes en el siglo VII invadieron la costa, quedando bastantes restos de su dominio, fundaron muchos pueblos, observándose sus rasgos en los topónimos de Moraira, Alcassar y todos aquellos que comienzan por “ben” como Benidorm, Benissa, Benitachell, Beniarbeig, Benidoleig. Más tarde tuvo lugar la Reconquista y en 1245, lo que hoy denominamos la Costa Blanca, entró a formar parte del Reino de Valencia. Del sigo XV emerge el recuerdo de San Vicente Ferrer, que en el año 1410, durante uno de sus viajes a Teulada para visitar a su hermana Constanza hizo brotar un manantial milagroso en un lugar entre Teulada y Moraira, el cual continúa hoy en día manando, y en donde se alza la Ermita de La Font Santa. En el siglo XVI, Teulada se vio obligada a fortificar sus murallas y su Iglesia para defenderse de los continuos ataques de los piratas bárbaros y a construir la Torre de Guardia que se ve en la punta del Cap d’Or. Posteriormente, en el siglo XVIII se construyó la pequeña fortaleza conocida como el “Castillo de Moraira” para defender el puerto y la playa denominada La Ampolla contra los desembarques de los piratas. Más tarde durante el reinado de Felipe V se suprimió el Reino de Valencia, pasando a ser un anexo político de Castilla.En 1833 el Gobierno de Madrid procedió a dividir en “provincias” todo el territorio de su Estado, prescindiendo de las realidades históricas y el Reino de Valencia fue dividido en tres provincias, Alicante, Valencia, y Castellón. La provincia de Alicante es la que hoy denominamos la Costa Blanca de España. Ya en tiempos actuales los pueblos de pescadores y agricultores, se han transformado en la actualidad en centros internacionales turísticos. No obstante, a pesar de este “boom” turístico, aún se conservan intactos pueblos típicos de agricultores, con todo su auténtico sabor, sus viejas costumbres, sus fiestas y su amabilidad, con sus casitas típicas, calles estrechas y su Iglesia, destacando su Campanario, el cual domina todo el pueblo. La Costa Blanca HISTORIA: Resumen de los acontecimientos más importantes a lo largo de la historia de la Costa Blanca.